El misterio de Palo Cortado

d521b3285331148964fc0a459a826ae3_XLEl film mostrará el debate sobre el secreto de un vino que para algunos es fruto de un error, para otros un arte irrepetible: el Palo Cortado

Las grandes personalidades del Jerez se reunieron el mes pasado en las instalaciones de Bodegas Tradición ante la cámara del premiado director José Luis López Linares para desvelar los misterios y secretos del gran tesoro del mapa vinícola español. Se trata del arranque de ‘El misterio de palo cortado’, un documental de creación que mostrará Jerez, su tierra y sus gentes como no se han visto nunca hasta ahora. Josep “Pitu” Roca (El Celler de Can Roca), María José Huertas (La Terraza del Casino), Antonio Flores (Gonzalez Byass), Eduardo Ojeda (Valdespino), José María Quirós (Tradición), Jan Petersen (Fernando de Castilla), Jesús Barquín (Equipo Navazos), Adela Córdoba (Pérez Barquero) y los expertos Álvaro Girón, Juan Manuel Bellver, Paz Ivison, Alberto Fernández Bombín y Alberto Luchini, entre otros, han debatido sobre el pasado, el presente y el futuro de un vino único en el mundo. Producido por los creadores del premiado documental ‘El pollo, el pez y el cangrejo real’, José Luis López Linares y Antonio Saura, ‘El misterio de palo cortado’ nace con la voluntad de ser un thriller enológico, al tiempo que una indagación, un disfrute, un debate y un descubrimiento sobre el maravilloso y desconocido mundo del vino de Jerez, su región y sus gentes. Un proyecto que se completará a lo largo de los próximos meses en un rodaje que diseccionará el Marco de Jerez y que viajará por ciudades como Londres, París o Nueva York. En opinión del director del filme, “esta película es un tributo al placer por unos devotos de la felicidad. Nuestro propósito es defender la opinión, atribuida a Platón, de que ‘nada más excelente o valioso que el vino fue nunca ofrecido por los dioses al hombre’. Un vino bebido a la hora precisa, en el lugar apropiado y con la compañía adecuada abre un sendero de meditación y un espacio de paz. Porque el vino no es sólo un objeto de placer, también es un objeto de conocimiento. Y el placer depende del conocimiento.

Anuncios